Testimonios

“Excelente lugar para comer algo rico y tomar un vino. Impresionante carta de vinos. Una de las mejores croquetas que he tomado. Opciones para celíacos.”

Gonzalo Sanz

“Uno de mis restaurantes preferidos en Madrid. Mío y de mucha más gente porque se hace difícil encontrar una mesa. Cocina de pura materia prima de excelente calidad. Magnífica bodega y buenos sommeliers que te aconsejan siempre bien. Gran menestra, cardos y borrajas de primera, tomates y otros productos de la huerta perfectamente escogidos. Y desde hace un tiempo una selección de quesos difícil de resistir.”

Juan García

“Únicamente puedo decir que este restaurante nos encantó. Cena para dos, en la que nos dejamos aconsejar sobre la comida y el vino. La comida excelente, desde el tomate con ventresca, pasando por la menestra de verduras, hasta el pescado del final (atún rojo y rodaballo). El trato del personal fue maravilloso y especialmente atento, con un servicio muy rápido y eficaz. Como dato, fuimos con reserva y el tiempo de espera para todo, fue nulo. Sin duda un lugar para volver..”

Luis Ángel García Veganzones

“Excelentes verduras, cocinadas con un gran respeto al producto, conservando texturas y sabores. Atención personalizada. Buena carta de vinos con recomendaciones a considerar. Un restaurante para disfrutar de la cocina, innovación tradicional y una gran selección de productos en origen. Para disfrutarlo.”

Joan Quintana

“Repetiría sin duda. Fui a cenar con un grupo grande, lo cual nos permitió probar bastante variedad de platos, todos espectaculares, a parte de la carta tienen producto de temporada. Probamos los tirabeques, las pencas, los pimientos…todos de muy buena calidad y muy bien preparados. Además como su nombre indica, si te gusta el vino estas en el sitio indicado. Además, el servicio es impecable.”

Leticia Díez Artime

“Es una gozada comer allí. A los que quieran ir de nuevas, comentarles que pregunten siempre por la verdura del día (no he comido nunca unas alcachofas parecidas ni de lejos, se deshacen en la boca. Y las verdinas son de llorar). No es un restaurante barato, ni “cool”, ni minimalista, pero vas a comer cocina de mercado, donde nunca te tapan el producto recalentado o del día anterior con salsas y similares. La bodega está al mismo nivel, déjate guiar por el personal, no tienes que gastarte 40 euros en un Luis Cañas o 60 en un Matarromera, y te podrás tomar un buen tinto sin que te tiemble la Visa.”

Gerardo Ruiz

“Hay que ir y conocer el exquisito trato de Luis en sala y la maravillosa forma de tratar el producto por Pedro en la cocina. Espectáculo de Verduras, de Carnes y Pescados. Tomates, alcachofas, berlinas, pimientos, berberechos…todo como si lo hubieras cogido de la huerta de al lado y lo hubiera cocinado tu abuela, pero mejor. Las carnes, extraordinario rabo de toro, y en pesados, festival de merluza y rodaballo. Maravilla de bodega. Hay que ir, si quieres comida de verdad.”

Ieronimus

“Restaurante de materia prima soberbia, puntos de coción perfectos (véase las judías verdes con foie) y pescados restellantes de frescura y sabor: Lubina, Chipirones, Merluza, Lenguados…
Aquí el director sabe, como y cuando hay que atender al cliente, y así lo entiende todo si servicio de sala. Muy alto. Impresionante pizarra de vinos y bodega. Si no se conoce, hay que conocerlo. Imprescindible.”

Ventas1929

“Excelente restaurante, con todas las letras. El servicio es excepcional: por lo amable, por lo servicial y por lo profesional. De la comida, excelente materia prima, muy bien cuidada. Cambian los productos según temporada y mercado, lo que garantiza su acierto. Buena carta de vinos, y excelentes postres. Muy alta especialización en lo que hacen, por ejemplo, si preguntas por la tabla de quesos, te mandan al experto en quesos… En definitiva, no decepciona, con un precio medio de 50 euros.”

Juan Alfonso V

error: Content is protected !!

Pin It on Pinterest

Share This